CARTELERÍA
DIGITAL

 
Tradicionalmente, el concepto de cartelería digital era algo tan básico como pantallas que contenían una playlist de vídeos e imágenes. No obstante, esta concepción es algo que paulatinamente vamos dejando atrás para pasar a una solución cada vez más potente, interactiva y, sobre todo, interesante para los consumidores. Cada día se instalan proyectos de cartelería digital en nuevos espacios gracias a que su efectividad está demostrada y los costes de la instalación han ido reduciéndose progresivamente a lo largo de estos últimos años.
La cartelería digital, en contra de una opinión aún generalizada, es mucho más que una televisión, es una pantalla que permite conectar con los consumidores de una manera mucho más efectiva.

Si hubiese que definir académicamente la cartelería digital, sería algo parecido a esto: una pantalla (o una red de las mismas) controladas remotamente, en las que se pueden emitir diferentes tipos de contenidos (imágenes, vídeos, textos, feeds de RSS, contenidos de las diferentes redes sociales…). Así pues, un proyecto de cartelería digital (al cual frecuentemente nos referimos con su término en inglés “digital signage”) es la alternativa clara a un proyecto clásico de cartelería estática, ya sea en papel o en otro material, dado que permite una actualización en tiempo real y un ahorro de costes de impresión, entre otros aspectos. Un proyecto de cartelería digital puede ayudar en:

1. Tener un nuevo canal donde contar el mensaje de marca, negocio o producto, aumentando además la percepción de empresa innovadora.

2. Conseguir generar un mayor engagement con el público. Según datos de diferentes organizaciones como Nielsen e IAB Spain, el 90% de los usuarios retienen mejor los mensajes proyectados en pantallas y se produce un incremento del 78% en la recepción correcta de los mismos.

3. Aumentar espectacularmente las ventas. Según esos mismos estudios, la correcta utilización de un proyecto de cartelería digital consigue incrementar la facturación hasta en un 30%.

4. Generar interacción con los clientes, lo cual es el verdadero objetivo de un proyecto de cartelería digital. Desde PosterDigital creemos que el futuro del digital signage está orientado en este sentido, creando mecánicas que permitan mostrar contenidos concretos a los clientes en función del producto con el que estén interactuando en el lineal, mostrándoles productos relacionados, estrategias de retargeting dentro del punto de venta, etc.

5. Profundizar en el conocimiento de los clientes. Una solución robusta y flexible de cartelería digital permite añadir sensores para la medición de audiencias con los cuales es posible conocer mejor el comportamiento dentro del punto de venta.

La cartelería digital puede usarse en múltiples ámbitos: en el punto de venta, para mostrar en pantallas dinámicas los diferentes productos; en restauración y hoteles, para mostrar el menú o los diferentes servicios del negocio; en comunicación corporativa, para mostrar mensajes a los empleados, gestionar las alarmas del edificio, administrar la reserva de salas, y ordenar la señalética en museos para mostrar las diferentes actividades.

30+

Trabajamos con compañías
de toda España

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.